Ventajas de que mis peques aprendan lenguajes de programación

Aprender lenguajes de programación

Los lenguajes de programación son a día de hoy tan importantes como aprender un nuevo idioma. La sociedad avanza cada día hacia un futuro en donde las máquinas y los robots estarán en prácticamente todos los entornos posibles, y entender desde pequeños su funcionamiento es básico. Por supuesto, en un primer momento los peques deben aprender lenguajes de programación básicos, para luego profundizar a medida que crecen y estudian. En un futuro artículo hablaremos sobre lenguajes de programación para peques, pero por el momento hablemos de las ventajas de que lo aprendan.

Ventajas de que nuestros peques aprendan programación

Abrirles muchas puertas

La programación es el lenguaje más usado. Sí, te han engañado, no es el inglés ni tampoco el chino o el español. Hay muchos lenguajes de programación diferentes, pero la mayoría comparten una misma estructura y un programador puede pasar de uno a otro con cierta facilidad. Permitir que tus peques conozcan un lenguaje de programación es abrirles las puertas al mundo.

Mejora su forma de pensar

Es un hecho que programar ayuda a pensar de forma lógica y estructurada. Los programas se crean paso a paso, indicando tanto las acciones que este debe realizar como cuándo y dónde debe devolver los resultados de las mismas. También debemos tener en cuenta cuántas veces vamos a ejecutar un acción, y desde dónde… Todo parece muy complicado, pero ayuda a los peques a ordenar sus ideas y a alcanzar sus objetivos de forma lógica.

Estos procesos mentales internos, que a veces no notaremos en el día a día, se trasladan a otras áreas importantes. De repente nuestros niños serán más ordenados a la hora de estudiar, más tranquilos ante los problemas, más reflexivos…

Aprenden a resolver problemas

Esa forma de pensar tan ordenada y lógica es vital a la hora de resolver problemas. La programación se basa en la resolución constante de problemas, y en este caso, gracias a las herramientas adaptadas a los más pequeños de forma divertida. ¿Cómo puedo hacer que este personaje se mueve de un lado al otro de la pantalla? ¿Seré capaz de conseguir que haga algo con esa pelota?

Además la programación obliga a analizar distintas formas posibles de solucionar un problema, a dejar a un lado aquellas soluciones que no ayudan a llegar a un objetivo o que lo hagan de forma menos eficiente, etc. Piensa en las enormes ventajas de aplicar todo esto, de forma inconsciente por supuesto, en el día a día.

Codigo

Fomenta el pensamiento crítico

Programar es ser crítico con lo que ves pero también con lo que haces. Es ver un código o unas instrucciones y pensar si puedes mejorarlas. Es terminar de hacer tu juego o aplicación y pensar si hay alguna parte que puedes hacer mejor o con menos indicaciones. Además, el proceso de programación te obliga en todo momento a cuestionarte tus decisiones, a probar varias opciones y a contar con la opinión y el trabajo realizado por personas que han intentado hacer eso antes que tu.

¿Cuánto de esto es útil para nuestra vida diaria? ¿Cuánto de esto nos convierte en mejores personas, trabajadores más eficientes, mejores amigos…?

Se convierten en creadores

Tus peques pasarán de ser consumidores a ser creadores. Conocerán el mundo que les rodea de forma más efectiva, entenderán el funcionamiento de la tecnología y comprenderán el esfuerzo de determinadas profesiones. Pero lo mejor es que tendrán las herramientas necesarias para cambiar el mundo.

Nos hemos venido un poco arriba, pero se empieza desde muy pequeño. Si nuestro peque quiere una pequeña aplicación para registrar sus juguetes y no sabe programar, se fastidia. Si sabe programar podrá hacerla, e incluso subirla a Internet, solo con eso ya habrá cambiado su mundo. Más tarde permitirá que otros niños la usen… y de repente ha cambiado el mundo creando una red social para compartir y opinar sobre juguetes.

Suena increíble, pero lo que no se puede negar es que sin los conocimientos adecuados ni siquiera tendrá la oportunidad de intentarlo. Programar será una necesidad en el futuro de cualquier profesional -de hecho ya lo es hoy en día-, pero lo más importante es que podría estar aportando cosas muy positivas a nuestros peques en este mismo momento.

Ayudarles a entender su mundo, a resolver problemas, a aprender, a ser más creativos… Sí, merece la pena intentarlo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *