Pereza en los peques y método Kaizen, ¡descubre la regla del minuto!

La pereza infantil es muy habitual. Seguro que os suena la situación. Llamamos a nuestros peques para cenar y tardan 15 minutos, o les pedimos que recojan sus juguetes y tardan 10 minutos en ponerse a hacerlo. Por no hablar de pedirles que se laven las manos o se pongan el pijama. Lo más sorprendente es cuando los peques ni siquiera están entretenidos con algo, cuando no lo hacen simplemente por pereza, de entrada no les atrae la actividad que les proponemos.

Seguro que todos los papis y mamis reconocen alguna de estas situaciones, pero lo importante es encontrar la forma de evitarlas. Si buscáis una forma para luchar contra la pereza de vuestros hijos e hijas, prestad atención a este método japonés.

El método Kaizen para la pereza

Kaizen significa “sabiduría para cambiar” y es precisamente eso lo que persigue el método, un cambio en las rutinas de nuestros peques. Aunque no lo dejemos solo para los peques, es un método perfectamente válido para que papi o mami incorporen también nuevas tareas a su rutina.

Este método es muy sencillo. Si hay una tarea que le da pereza a nuestros peques, que les cuesta mucho empezar a hacer, llegamos a un acuerdo con ell@s para que le dediquen un minuto al día. Eso sí, la condición es que se minuto debe ser siempre a la misma hora. Los peques suelen aceptar de buen grado este trato, ya que conocen el valor del tiempo a partir de determinadas edades, y no les suele importar dedicar un minuto a una tarea determinada.

Por ejemplo, ¿a nuestros peques les cuesta mucho recoger sus juguetes al final del día? Pues llegamos al acuerdo de que todos los días a las 7 de la tarde dedican un minuto a recogerlos.

Acompañamos esta norma con un incentivo. Podemos ponerles un reloj para que vayan viendo como pasa el tiempo, ponerles una cuenta atrás con el cronómetro del teléfono o contar con ellos hasta 60. Lo importante es convertirlo en un juego y en algo divertido.

Si, es solo un minuto, quizá al principio no le dé tiempo a terminar de recoger y tengamos que completar nosotros la tarea, pero estamos sembrando para recoger en el futuro.

Pereza

Es el primer paso de su camino personal de responsabilidad

Un buen día veremos cómo al llegar la hora es el niño el que se dirige solo a recoger sus juguetes o que nos avisa para ir a hacerlo. Habremos conseguido incluir esa tarea en su rutina, que la haga de forma natural, sin suponer un esfuerzo.

Ese será el momento en el que podemos decirle que se quede 5 minutos para tratar de completar la tarea, más adelante 10 minutos, y así hasta que los peques puedan completar por sí solos la recogida de los juguetes. Llegará el día en que ellos mismos quieran mantener sus juguetes recogidos y ordenados.

El creador de este método es el japonés Masaaki Imai, que asegura que su método se puede utilizar para todo aquello en la vida que no termina de gustarnos hacer, pero que debemos acostumbrarnos a realizar. Ya sabéis, ahora no hay excusa para que los peques recojan sus juguetes… ¡pero tampoco para que los papis y mamis les leamos un cuento antes de irse a dormir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *