Peleas entre hermanos: ¿qué podemos hacer para evitarlas?

Peleas entre hermanos

Se trata de algo totalmente natural y, a no ser que las peleas entre hermanos tomen un matiz preocupante, es normal que en ciertas ocasiones los peques difieran y discutan por un cambio de pareceres. Obviamente no es lo ideal, pero las discusiones y pequeñas peleas son algo a los que los padres deben enfrentarse.

Los principales guías cuando se producen las peleas entre hermanos y hermanas pequeñas, son sus padres. No debemos estresarnos ante este momento, ni mostrar actitud agresiva para que ellos no la copien. Sin embargo tampoco no debemos pasar del tema, y debemos prestarle la importancia que tiene. Ellos se han portado mal y deben comprenderlo, no simplemente ser castigados, de lo contrario nunca les pondremos solución.

¿Cómo deben actuar los padres ante las peleas entre hermanos?

Ante una pelea con sus herman@s, o con otro peques en el parque, los padres siempre deben intervenir con rapidez. Debemos acudir de inmediato y ser tajantes con la situación, sin alterarnos, convirtiéndonos además en modelos a seguir. No debemos hacer caso omiso y dejar que ellos arreglen las situaciones, ya que no piensan como los adultos. Niños y niñas necesitan la guía de un adulto para seguir un camino adecuado, y más en una pelea.

Si no intervenimos en las peleas, aunque sean pequeñas, podrían asumir que la violencia o la intolerancia es algo bueno. Por tanto, el adulto debe acercarse a la pelea, involucrarse en el conflicto y guiarlo de la mejor forma posible para que los peques aprendan a mediar sin violencia. Nunca se debe lastimar al niño o niña agresora, y ambos deben aprender una lección. Por ello, también debemos elevar la situación del agredido, por ejemplo haciéndole decir al otro peque que no le gusta que le peguen porque eso está muy mal.

Si son peques de diferentes edades, es posible que las riñas no se produzcan simplemente por ver quién juega ahora a la consola o por ver a quién le toca ahora montarse en el columpio… Es posible que estemos ante un problema de celos, quizás inevitables, que los padres debemos gestionar.

Peleas entre hermanos
Peleas entre hermanos

Consejos para evitar las peleas

Evitar las peleas entre hermanos es tan sencillo como educar correctamente a tus hijos e hijas. Los peques deben aprender ciertos valores que, una vez enseñados, ayudarán a evitar las peleas. Para ello los peques deben tener límites y limitaciones, y tampoco es malo un castigo si su comportamiento es negativo. Si ellos se saltan las normas y los límites que has establecido, no dudes en castigar y explicarles por qué lo haces.

Es importante no hacer favoritismos con ningún peque. Es indiferente que unos sean más pequeños que otros, y que unos tengan más personalidad que otros. Debemos tratar de ser lo más imparciales posibles, ya que ellos podrían notarlo y sacar partido.

Para evitar las peleas: enséñales a compartir y enséñales a negociar, a discutir las cosas de forma saludable. No es un secreto… la mayoría de peleas entre hermanos comienzan porque ambos quieren lo mismo. Ya sea porque les toca jugar a la consola a los dos, porque quieren el último pastel o ambos quieren tirar penaltis en lugar de pararlos. No saben compartir, temporizar el juego a la hora de usar juguetes o practicar deporte. Debes enseñarles a compartir. Enséñales a turnarse a la hora de jugar, enséñales que si queda sólo un pastel, se puede partir para los dos.

Ellos también pueden llegar a estas acuerdos una vez que les enseñes a tratar las discusiones, las diferencias de opiniones y aprendan a negociar. Deben aprender a manejar su ira, a no imponerla hacia sus hermanos. Deben comprender que, ante algo que les altera, lo mejor que pueden hacer es pensarlo unos segundos antes de actuar.

Cuatro conceptos básicos: ponerles límites, enseñarles a compartir y a negociar, y trabajar los momentos tensos para que no actúen sin pensar. Si trabajamos estos conceptos evitaremos las peleas entre hermanos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *