En Navidad mamis y papis sois muy importantes; cambios de rutinas

En Navidad mamis y papis sois muy importantes

Se acerca la Navidad, una época en la que nuestros peques pasarán una buena temporada en casa en la que están, habitualmente, más excitados que de costumbre. Lo primero que debemos recomendar a todos lo papis y mamis es sencillo; paciencia.

Para nuestros peques la Navidad es una época con mucha emoción contenida y muchas expectativas. Al contrario de lo que pueda parecer, esas expectativas no radican sólo en los juguetes que dejarán Papá Noel o los Reyes Magos. Hay mucho más.

Fechas especiales, con rutinas especiales

En primer lugar, son unas semanas en las que rompen sus rutinas. De repente no hay que ir al cole, y eso significa que se levantan un poco más tarde y que también les dejamos acostarse algo después. Esta pequeña variación de sus rutinas, siempre de forma controlada y sin exagerar, es positiva para ellos. Les hará vivir esta época del año de forma especial y con ilusión.

Pero esa variación de la rutina no sería positiva si no tuviesen más tiempo para compartir con mami y papi. No olvidéis que estas semanas sin clase son las adecuadas para disfrutar en familia, y para hacerlo además en un momento del año en donde se destacan valores como el cariño, la generosidad, etc. Valores que son precisamente lo que los define y los que debemos incentivar en estas vacaciones.

Pasear juntos por alguna tienda -podéis venir a la nuestra- y disfrutar del ambiente festivo, adornar la casa realizando incluso vuestros propios adornos como si de un juego se tratase, cocinar con la ayuda de los peques alguna merienda o postre, ver por enésima vez la película de “Vaya Santa Claus”, o acudir a vuestra cita con Papá Noel y los Reyes Magos.

Son sólo algunas de las actividades que os harán disfrutar como nunca de vuestros peques, y que a ellos les llenarán de magia e ilusión, haciendo que estas semanas sean únicas y se queden grabadas en su recuerdo.

Navidad

Momentos para recordar nuestra Navidad de peques

Si tiramos de recuerdos y pensamos en cuáles son nuestros mejores momentos de la infancia en Navidad, seguramente recordaremos que la casa no estaba vacía. Ese es otro de los motivos que excitan a nuestros pequeños en Navidad. Ver a esos familiares o amigos que no ven tan a menudo, pero a los que les tienen cariño. Hablar con ellos, jugar con ellos, tomar juntos las uvas… son momentos que se quedarán en su memoria, ¡fomentémoslos!

Y por supuesto estas fechas culminan con la llegada de Papá Noel o los Reyes Magos. No debe olvidársenos que los peques deben dejarles siempre algo que comer, pues llegarán muy cansados de su viaje, y que deben ir temprano a la cama ese día.

Pero si os fijáis mamis y papis, y aunque nosotros nos dedicamos a vender juguetes, no hemos destacado en ningún momento que estos formen parte de la magia de la Navidad. Los juguetes son una herramienta, pero la magia debemos hacerla las personas. Estaremos encantados de que ALI Juguetes esté en vuestras casas esta Navidad, es algo que nos emociona y que nos da mucha fuerza y ánimo, pero no olvidemos regalar cariño, abrazos, besos y palabras amables.

Porque un peluche nunca será tan blandito como un abrazo, un vestido nunca tendrá mejor tacto que un beso y un te quiero siempre es mejor que cualquier juguete. Papi, mami… vosotros podéis ser el mejor regalo de Navidad de vuestros peques este año.

¡Disfrutad de estas fiestas!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *