Manchas en la ropa de los peques, ¿cómo luchar contra ellas?

Manchas en la ropa

Los papis y mamis con peques sabemos lo complicado que es, en muchas ocasiones, enfrentarnos a algunas de las manchas en la ropa con las que nuestros niños y niñas llegan a casa. Empiezan a ponernos a prueba desde bien pequeños, cuando comienzan a dar sus primeros pasos o a gatear, y completamos nuestro “master” en lavado cuando empiezan a ir al colegio.

Lo primero que debemos tener claro es que es bueno que los peques se manchen. No les riñas porque se ensucien, tampoco intentes que vayan siempre como un pincel, ya que estarás persiguiendo un imposible. Mancharse es una consecuencia de la exploración, un “daño colateral” del aprendizaje. Piensa que, por cada mancha en la ropa de tu hijo o hija, será un poco más sabio/a.

Lógicamente debemos saber transmitirles el valor de ir limpios y aseados, pero esto no debe condicionar su aprendizaje o limitar su curiosidad. Es bueno que toquen distintas texturas, que se embadurnen de distintos líquidos, que caminen sin zapatos por distintas superficies. ¡Y además es divertido! Aprende a disfrutar con ellos de esos momentos de descubrimiento, y lo más importante para poder hacerlo es que sepas enfrentarte a las posteriores manchas en la ropa.

Por eso en el artículo de hoy vamos repasar la forma de enfrentarnos a algunas de las manchas en la ropa más comunes que nuestros peques suelen traer a casa.

Manchas en la ropa

Las manchas, límpialas cuanto antes

Lo primero que debemos tener en cuenta es que cuanto antes actuemos contra las manchas en la ropa, más fácil será quitarlas. Por eso, si estás en casa, no dudes en cambiar a tus peques cuanto antes. Si estás fuera de casa es bueno llevar toallitas absorbentes, para poner sobre cualquier mancha húmeda en el momento de producirse y evitar que el líquido penetre en el tejido.

No obstante, pese a actuar con rapidez, hazlo con tranquilidad y sin reñir o culpar al peque. Recuerda siempre que una mancha es aprendizaje, y el aprendizaje no es algo malo.

¡Manchas de tinta! Oh… no….

Papi, mami… no perdamos la calma. Una mancha de tinta no es el “avada kedavra” de la prenda, es posible solucionarlo.

En primer lugar coloca una toallita absorbente sobre la mancha y presiona con fuerza. De esta forma trataremos de retirar toda la tinta húmeda que pueda quedar en la prenda. A continuación utilizamos unos discos de algodón empapados en alcohol y los colocamos encima de la mancha, dejando actuar unos minutos, hasta que se seque. Repetimos la operación hasta que la mancha en la ropa haya desaparecido, y luego lavamos normalmente.

Manchas en la ropa

Los papis y mamis también la “liamos” a veces…

Sí, se que sabes a qué me refiero. A esa prenda tan bonita de tu peque, que tan bien le quedaba, y que metiste en la lavadora con otra prenda que destiñó. ¡Pero no desesperes! Esa prenda que ya veías en la basura puede tener una segunda vida.

Para solucionar este problema te recomendamos un truco que hemos aprendido de nuestras abuelas. Coge las prendas que se hayan manchado y ponlas en barreño en donde habremos echado agua, dos cucharadas de sal y medio vaso de vinagre. Tras un par de horas las lavas normalmente y las manchas habrán desaparecido.

Hay muchos otros trucos para solucionar problemas de desteñido, puedes dejarnos el tuyo en los comentarios.

En la variedad de manchas en la ropa está el desafío

Lo más increíble de nuestros niños y niñas es que son capaces de mancharse con cosas que jamás habríamos imaginado. Cada día es un descubrimiento y eso es bueno, ya que demuestra que los peques son curiosos e imaginativos.

Pero para que no te quedes solo o sola ante estas situaciones, te dejamos la siguiente tabla sobre manchas difíciles y comunes. Guárdala en un teléfono o pégala en la lavadora, ya que algún día podrá salvarle la vida a ese pantalón tan chulo, esa sudadera tan divertida o ese jersey tan elegante:

Manchas

Es importante que antes de aplicar estos trucos caseros revises si la ropa es delicada o no. Si tienes dudas prueba en primer lugar con una parte de la prenda que no sea muy visible, como el interior de la misma, un bolsillo, etc.

Esperamos que con estos trucos perdáis el miedo a las manchas en la ropa de vuestros peques y que os convirtáis en sus compañeros de aventura en esa misión tan importante que tienen por delante nuestros niños y niñas: descubrir el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *