Lenguajes de programación para niños y niñas usando aplicaciones

lenguajes de programación

Cada día es más habitual ver anuncios, en Internet o televisión, que invitan a nuestros peques a aprender a programar utilizando diferentes lenguajes. ¡¿Cómo?! ¡¿Que mis hijos o hijas pueden hacer eso que hacen los expertos de Google o lo mismo que la empresa que le ha hecho la web a mis jefes?!

Bueno… no vayamos tan rápido, que antes de correr todos tuvimos que aprender a andar. Y eso es precisamente lo que proponen este tipo de actividades, que nuestros peques vayan dando sus primeros pasos con una forma de entender el mundo que será vital en su futuro.

Ya profundizaremos en otro artículo futuro sobre las ventajas de aprender a programar, pero hoy vamos a hablar de qué son los lenguajes de programación para peques y cuales podemos utilizar con ellos en función de su edad.

Lenguajes de programación para peques:

Los lenguajes de programación “para niños” (entiéndase niños como un rango de edad, no como un condicionante de género) son realmente una herramienta de programación adaptada a las capacidades actuales del usuario. Por tanto encontraremos limitaciones a la hora de utilizarlos para realizar proyectos muy complicados, pero a cambio suelen ser muy sencillos de usar con interfaces gráficas muy intuitivas.

No servirán para desarrollar un juego increíble o para darle servicio a la empresa de tu jefe (si, te hemos fastidiado el negocio) pero si permitirán que nuestros peques comiencen a entender los conceptos básicos de la programación, aportándoles muchas ventajas en su futuro profesional, y no solo en caso de que quieran dedicarse a algo relacionado con la informática.

Tynker

Aplicaciones para descubrir los lenguajes de programación:

Los peques suelen empezar utilizando aplicaciones como Scratch Jr. (disponible en IOS y Android). Con 5 o 6 años, y un poco de ayuda, pueden empezar a utilizar esta aplicación y crear sus propias animaciones o pequeños juegos. Aunque sus posibilidades son limitadas las consideramos más que suficiente para estas edades, y además es completamente gratuito.

El siguiente paso lógico, entre los 8 y los 10 años, es saltar a Scratch. Se trata de una de las principales herramientas de programación educativa del mundo, que cuenta con millones de proyectos compartidos en su web, y que nuestros peques pueden estudiar o cambiar.

La clave es que mantiene una sencillez enorme y amplia mucho las posibilidades de su versión “Jr”. Además cuenta con muchos recursos a través de su web oficial, que simplifican mucho la tarea de aprendizaje, así como una gran comunidad dispuesta a ayudar.

Además Scratch es una herramienta más duradera. Cuando los peques se hayan cansado de afrontar los proyectos que los papis y mamis o su profe les haya indicado, podemos darles rienda suelta. Con más edad, o si vemos que sus capacidades se lo permiten, será recomendable darles esta libertad para que sigan creciendo y aprendiendo.

A estas edades otras opciones para aprender a programar son Code.org o Tynker, y en el futuro, a partir de los 12 años y hasta los 16, pueden probar otras herramientas como Code Monkey, CodeCombat, AppInventor o Python.

Siempre debemos tener en cuenta que cuanto más crecen los peques, las herramientas se vuelven más complejas y menos visuales, pero también amplían las posibilidades y los resultados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *