Ideas para gestionar los juguetes, evitando excesos en casa

¿Demasiados juguetes? Así puedes gestionarlos. Hay quién diría que lo más efectivo es que nuestros peques no reciban tantos regalos… pero a veces es imposible evitarlo. ¡A ver quién le dice a los abuelos o a los tíos que no le regalen nada a sus niet@s o sobrin@s! La Navidad es una época de ilusión para peques y mayores, y no vamos a ir llamando la atención a todo el que quiera tener un detalle con nuestros peques.

Somos los papis y mamis quienes podemos tomar ciertas medidas para que nuestros hijos e hijas no se vean inundados por una cantidad demasiado elevada de juguetes. Desde ALI Juguetes os hacemos dos simples sugerencias.

Actúa sobre los juguetes “viejos”

¡Vamos a practicar el desprendimiento! Es algo que seguro que os va bien como papis y mamis y en lo que también tenemos que educar a nuestros peques. Analiza los juguetes que ya tenemos en casa y divídelos en 3 categorías:

Primera: Los juguetes de los que nuestros peques pasan. Esos a los que jugaron 10 minutos cuando se los diste, pero jamás han vuelto a tocar. Están pillando polvo en la estantería… y algunos no sirven ni de adorno. ¡Mételos en una caja!

Segunda: Los juguetes con los que sí juega, pero que no son importantes para nuestros peques. Suelen ser juguetes de relleno, a los que recurre para complementar un juego o para hacer de relleno, pero no ha desarrollado con ellos ninguna relación afectiva. En este grupo debemos hacer una selección. Aprovechad para meter en esa caja los juguetes que están algo estropeados, los que le aportan lo mismo que algunos de los nuevos que han recibido, etc.

Tercera: Los juguetes con los que más juegan nuestros peques y con los que han desarrollado una relación afectiva. Son los más fáciles de identificar, porque son los que les aportan tranquilidad y seguridad. Aquellos con los que más juegan, los que abrazan o llevan en la mano cuando están disgustados, los primeros que cogen cuando han pasado unos días fuera de casa… ¡Esos juguetes son intocables! Guárdalos como oro en paño, pues forma parte de la educación y el crecimiento de tus peques.

Realiza este proceso de selección con tus hijos e hijas. Es posible que les cueste las primeras veces desprenderse de algún juguete, pero sabemos que es algo que tendrán que aprender en la vida. Además es necesario que ellos formen parte de esta actividad, pues debemos tener en cuenta sus sentimientos para hacerlo. ¡Son sus juguetes, ellos deben formar parte de la decisión!

Juguetes

Cuando la selección haya terminado, cogeremos la caja de los juguetes descartados y la sacaremos de en medio. Recomendamos guardarla unas semanas en el desván, por si hay algún juguete concreto que nuestros peques echen de menos, y pasado ese tiempo puede seguir en el desván si pensáis tener más niños o niñas, o incluso podéis donarla a organizaciones que se encargan de recoger juguetes para las familias que no se los pueden permitir.

Actúa sobre los juguetes nuevos

Llegados a este punto no solo habremos realizado una actividad con nuestros peques y no solo habremos trabajado con ellos la necesidad de aprender a desprenderse de las cosas, sino que milagrosamente habremos hecho hueco en su habitación (o en toda la casa). Pues bien, llenemos ese hueco poco a poco.

No es necesario que nuestros peques cuenten a la vez con acceso a todos los juguetes que han recibido esta navidades. En primer lugar hagamos selección por edades, ya que siempre hay algún familiar o conocido que, ya sea por desconocimiento o despreocupación, regala juegos muy lejos de la edad de nuestros niños y niñas. Esos juguetes envíalos a tu armario y ya jugará con ellos cuando no supongan un riesgo o una fuente de frustración para los peques.

A continuación, raciona el resto de juguetes que ha recibido durante los dos próximos meses. Dale un nuevo juguete cada semana y déjale descubrir todas las posibilidades de sus nuevos compañeros de aventuras. Deja incluso que elija ese juguete semanal para que puedas conocer más en detalle sus gustos y preferencias. Juega con el/ella y ayúdale así a sacar partido de sus regalos y fomenta el uso de su imaginación.

Reparte los juguetes en varias casas

Otra buena estrategia que podemos usar tanto con los juguetes nuevos, como con algunos de los viejos, es repartir algunos por las casa de los familiares que más visitan, como tí@s, abuel@s, etc. De esta forma nuestros peques podrán disfrutar de esos juguetes cuando los visiten, sin que los papis y mamis tengamos que ir cargando con ellos en el coche o en la calle.

Con estos tres sencillos pasos evitaremos las consecuencias de que nuestros hijos reciban demasiados regalos en estas fechas o momentos como los cumpleaños, y no tendremos que discutir con nadie para evitar que se los hagan, aprovechando para trabajar aspectos educativos de forma natural y divertida con los peques.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *