Consejos de cómo estimular la memoria de tu bebé

Estimular la memoria

Los bebés empiezan a estimular la memoria desde el momento en que nacen. Hay un montón de cosas que puedes hacer durante su primer año para fortalecer al máximo sus habilidades cognitivas. Razón por la que hoy te explicamos qué es la memoria y cuatro consejos imprescindibles sobre cómo estimular la memoria en sus primeros años.

¿Qué es la memoria?

La memoria es una capacidad mental de retener todo tipo de información, acontecimientos e impresiones. Es una facultad que consiste en poder recordar la información almacenada durante un período de tiempo prolongado. Por ejemplo, cuando se les pide copiar palabras en la pizarra, los peques necesitan recordar el orden de cada letra de cada palabra, luego escribirla correctamente y más tarde reutilizar esas palabras en sus frases.

El cerebro no para de memorizar datos a través de la creación de rutas neuronales donde se almacena la información. Para recordar esa información con precisión, el cerebro necesita activar las zonas específicas donde se han guardado los datos para poder memorizar. En términos prácticos, se podría decir que la memoria es como un músculo que puede ejercitar mediante unas técnicas; cuanto más se estimula el córtex cerebral, mejor funcionará.

Estimular la memoria
Estimular la memoria

Cuatro consejos para estimular la memoria

  1. Responder a sus balbuceos. La edad perfecta para comenzar a estimular la memoria es a los 7 o 9 meses. Los peques empiezan a balbucear con intención de que les contestes; esto ayudará a mantener un patrón de conversación de palabras y frases.
  2. Atenerse a una rutina. Después de los 9 meses, tu peque puede anticiparse a saber qué ocurre a su alrededor. Puede recordar que ponerse el abrigo significa que váis a salir, o escuchar que el agua corre significa que toca la hora del baño.
  3. Demostrar cómo realizar tareas. Los bebés aprenden de las acciones de los padres. Si quieres que tu pequeño aprenda a hacer algo, muéstrale cómo hacerlo y luego deja que lo haga él o ella. Puedes repetir la acción en diferentes ocasiones, de ese modo pueden aprender solos gracias al recuerdo de como hacerlo.
  4. Elegir juguetes apropiados para el desarrollo. Es importante elegir juguetes que permitan a los bebés explorar e interactuar. Para estimular la memoria mediante juguetes, elegiremos que fomenten las relaciones de causa y efecto.

Ejemplos de juguetes para estimular la memoria

  • Sonajeros. No sólo son una fuente de entretenimiento para un bebé, sino que pueden enseñarles muchas habilidades. Con el tiempo aprenderán que tienen el control sobre sus propias acciones; por lo que recordarán y repetirán las maniobras una y otra vez.
  • Musicales. Los beneficios de la música sobre los bebés son incontables. Puede ayudar en el desarrollo de los oídos y emociones de los peques entre muchas otras cosas. Pero una de las más importantes, es la capacidad de estimular la memoria. Recordar los sonidos de cada tecla ayudará a que tu peque consiga reproducir los sonidos que él o ella quiera.
  • Puzzles. Este tipo de juegos son perfectos para estimular la memoria y el orden, además de otros beneficios para los peques. Pueden resolver los rompecabezas a base de formas simples que se ajustan en sus correspondientes recortes. Tu peque podrá recordar la forma de la pieza que no encaja para usarla más adelante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *