¿Cómo enseñar a los niños a organizar sus juguetes?

Saber cómo organizar los juguetes con niños y niñas puede parecernos misión imposible, pero existen muchos trucos que nos facilitan lograr el objetivo.

En primer lugar, debemos tener en cuenta que es necesario hacerlo con paciencia y que cuanto antes empiecen, más fácil será que lo hagan de forma natural, sin parecerles una tarea pesada que hacer por obligación y que no les atraiga en absoluto.

¿Cómo organizar los juguetes con nuestros niños y niñas?

Es importante para conseguir que nuestra casa esté ordenada y no tengamos juguetes por todo el suelo pareciendo una selva de piezas, coches y muñecos, entre otros, que contemos con espacios para cada cosa. Si no podemos decirle a los niños y niñas cuál es el lugar para guardar las piezas de construcción, el de los puzles o el de los peluches, por ejemplo, será muy difícil conseguir mantener el orden.

Para lograr que cada juguete tenga su propio sitio en el que guardarse, (pudiendo compartir ese espacio varios juguetes) siguiendo el criterio que nos propongamos, (por tipo de juego, color, forma, material, tamaño, etc) es importante buscar métodos de organización que se adapten a las características de nuestro hogar, a su tamaño, distribución etc.

Antes de ponernos a trabajar para que los peques se impliquen en el proceso, necesitaremos definir cómo organizar los juguetes. Podemos plantearnos que todos los juguetes tengan que estar guardados en su habitación, o ceder espacios en el resto de la casa para guardar los que se usan en cada zona.

Zonas más habituales para saber cómo organizar los juguetes

La habitación de los peques suele ser el lugar en el que más juguetes se guardan, podemos contar con cajones de plástico que nos permitan organizar los juguetes según los criterios elegidos, algún cajón debajo de la cama, estanterías para cuentos… y podemos dejar también algún cajón de tela por ejemplo o que encaje con la decoración de nuestro salón, para que algún juguete que se suele usar allí se guarde directamente en él. El baño es otro de los lugares en los que debemos pensar, ya que los peques suelen tener juguetes para la bañera y a medida que crecen puede que cuenten con algún cuento relacionado con el control de esfínteres así como algún muñeco que tenga su propio orinal y lo utilice en el baño también, por ejemplo.

Otro espacio muy interesante si contamos con el es el trastero, es el lugar ideal para llevar los juguetes que ya no se utilizan pero que queremos conservar por algún motivo. Es importante dejar que sean los propios peques los que participen en la decisión de los juguetes que se trasladarán a este espacio y así aprendan a tomar decisiones y a desprenderse de algunos objetos.

Si queremos enseñar cómo organizar los juguetes a los niños y niñas cuando los utilicen es importante que el sitio en el que se guardan sea accesible para ellos, debemos tenerlo en cuenta para dejar los espacios a su alcance para los juguetes que más utilizan y reservar los menos accesibles para juguetes que se usan de forma más esporádica.

¿Cuándo empezar a organizar los juguetes con los peques?

En el momento en que nuestra casa está preparada para que cada juguete tenga su sitio, podemos empezar a animar a los niños y niñas a que cada vez que se utiliza un juguete hay que guardarlo antes de coger otro. Según la edad de los peques en posible que necesiten nuestra ayuda y debemos hacer que el proceso de recoger sea un momento más de juego, que lo vean como una actividad divertida y que hacemos en familia les resultará mucho más motivante y será más fácil conseguir su participación.

Si estamos con un peque de menos de dos años, estuvo jugando con piezas de encajar y llega el momento de recogerlas no resulta igual de motivante que recoja unas poquitas mientras le ayudamos nosotros y nos lo pasemos todos bien consiguiendo el objetivo que es que vuelvan a su sitio que si optamos por exigirle que hasta que estén todas en su sitio no se juega a nada más sin ayudarle, es posible que se frustre y que incluso acabemos ante una rabieta o una experiencia nada motivante para él, pudiendo asociar el momento de recoger con una experiencia negativa, por ejemplo.

¡Los peques descubrirán cómo organizar los juguetes puede resultar divertido y convertirse en un juego más!

Si los peques nos van ayudando a recoger y aprenden desde muy prontito cómo organizar juguetes en casa lo harán con naturalidad y a medida que vayan creciendo irán necesitando cada vez menos ayuda por nuestra parte, es cuestión de tiempo, paciencia y motivación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *