Organizar una Primera Comunión inolvidable es posible

Organizar una Primera Comunión inolvidable es posible

Si estás organizando la Primera Comunión de tu peque, seguro que has llegado hasta aquí. Hay mil ideas que podemos poner en práctica para organizar una comunión inolvidable para tus invitados pero, sobre todo, ¡para él o la protagonista! Y es que no debemos olvidar que su Primera Comunión es su evento y no el tuyo. ¿Por qué decimos esto? Porque una de las claves, creemos, para que la fiesta sea un éxito, es precisamente que no nos olvidemos de este detalle y lo tengamos siempre en cuenta a la hora de elegir o apostar por una u otra opción: ¿qué le gusta al peque?, ¿qué puede hacerle sentir a gusto y feliz?

Antes de ponernos a ello, debemos hacernos “las preguntas clave”. Algunas te parecerán evidentes pero, no por ello, ¡dejan de ser muy importantes!

1. ¿Dónde celebramos la fiesta?

-Fuera de casa: va a quitarte muchos quebraderos de cabeza y, sobre todo, ¡mucho trabajo! A no ser que tengas un gran espacio para hacerlo (por ejemplo, que vives en una casa de campo y los niños puedan pasárselo en grande en la piscina mientras el catering que has contratado se ocupa de todo). Existen muchísimas opciones: un restaurante, un hotel, un parque temático...

Celebrar la Primera Comunión en uno de estos lugares, incluso, puede ahorrarte el pensar en determinados detalles. Es más cómodo. Pero también más caro...

-En casa: el resultado puede ser espectacular. Puedes hacer partícipe a tu peque de la organización, colocando y eligiendo la decoración, por ejemplo.

Los eventos en casa son más íntimos, nos proporcionan una mayor libertad (por ejemplo: la fiesta terminará cuando nosotros consideremos) y permiten una mayor personalización (cubertería, mantelería, adornos, mobiliario...). Además..., según cómo nos lo montemos... Además, ¡nos saldrá más barata!

Lugares celebrar comunión

2. ¿A quién invitamos?

Es muy importante que este dato no se nos vaya de las manos... ¿Cuántas veces un evento íntimo se convierte en una boda?

Podemos centrar el evento en los niños (invitando sólo a los más allegados de la familia) con sus amigos. O podemos apostar por todo lo contrario: centrarlo únicamente en aquellas personas de la familia con las que más relación tengamos invitando a un número mejor de amigos del peque. La lista de invitados debe ser sensata.

3. ¿Cómo hacemos las invitaciones?

La invitación de Comunión es fundamental para que el invitado conozca todos los detalles de la celebración. La elección de su diseño hablará mucho de vosotros, si elegís algo estándar también hará su función, pero ¡no hay color! ¿Qué tal si es el propio protagonista quien diseña sus invitaciones?

Invitaciones Comunión

4. ¿Y el traje?

Deja al peque que elija lo que quiere llevar (dentro de unas opciones que tú misma/o le des, por ejemplo). Es muy importante que se sienta cómodo/a ya que lo llevará puesto durante gran parte del día (después de comer es habitual que los niños se pongan ropa más cómoda, para jugar con mayor libertad de movimientos).

5. ¿Detalles decorativos sí o no?

Si el lugar elegido te lo permite, destina una pequeña parte del presupuesto a motivos de decoración del espacio.

Están de moda los llamados “candy bar” (o lo que es lo mismo: una mesa lleeeeeeeeena de chuches). Piensa en qué es lo que más le gusta y te servirá para escoger cómo personalizarlo (sus dibujos favoritos, su afición, su color...).

Candi bar Comunión

Recurre a piñatas, globos, banderines, guirnaldas, confeti, ... Además, en nuestra tienda especializada en decoración, ALI Hogar encontrarás además otros elementos decorativos que pueden ser de utilizan: letras decorativas, elementos de repostería, platos y vasos, cajas, mantelería...

Botellas comunión niño

¿Y qué le regalamos a los invitados? Si queremos salirnos del típico recuerdo de comunión (marco con foto, recordatorio...) podemos optar por crear objetos que vayan a utilizar después, es decir, que le saquen partido y, al mismo tiempo, les recuerden lo bien que lo pasaron.

Por ejemplo: marca páginas personalizado, un libro firmado por el niño con dedicatoria especial en la portada... ¡Deja volar tu imaginación!

Lo importante: ¡que el niño/la niña disfruta a lo grande de ese día! Y de sus regalos... ¡Que también es una parte clave de la que hablaremos en la siguiente entrega!

Categorías